20 junio, 2017 Ro Llamazares

Laringe baja: Por qué se canta así y cómo puedes hacerlo tú

¿Nunca te has preguntado por qué los cantantes de ópera tienen un timbre tan peculiar? Te explicamos los beneficios de poder cantar con la laringe baja. Además te propongo una serie de ejercicios para aprender esta antigua técnica paso a paso…¿Significa eso que tienes que cantar así siempre? ¡No! Pero sí necesitarás controlar tu laringe para poder acceder a técnicas más avanzadas. ¡A por ello!

Recuerda que si encuentras algún término que no te resulta familiar, puedes consultar el diccionario para cantantes.

Libro Completo

Libro de técnica vocal ¡Consíguelo!

¿Qué es la técnica de laringe baja?

La bajada de la laringe es una técnica que se viene usando desde hace mucho tiempo en canto para relajar los músculos constrictores del cuello y crear espacio en el resonador laringo-faringeo. Éste es el espacio situado entre la nuez y parte posterior de la boca.

En nuestro método de canto, consideramos el control de la laringe como una técnica básica, que habría que dominar en el primer año de estudios. La capacidad de cantar con la laringe baja forma parte de ese control.

Si además, como verás al estudiar la impostación lírica, añades la subida del velo del paladar o paladar blando, se crea también espacio en la parte posterior de la boca. Este mayor espacio de resonancia produce el característico timbre del canto clásico.

Parece muy técnico, y sin embargo sabes perfectamente como bajar la laringe y subir el velo del paladar. ¿No me crees? Asegúrate de estar delante de un espejo la próxima vez que bosteces y observa tu nuez y el la parte posterior de tu boca al hacerlo. ¡Voilà!

¿Para qué sirve?

Vamos a emplear esta técnica para cuatro cosas

  • Mantener relajada la musculatura del cuello al entrar en la voz media. Es decir, no forzar al empezar a hacer medios-agudos. la laringe tiende de forma natural a subir cuando se hacen tonos más agudos, y esto puede producir la acción de los músculos constrictores del cuello, encargados de la deglución, de tragar.
  • Enriquecer los armónicos graves de nuestra voz.
  • Corregir el exceso de nasalidad o twang nasal involuntario. Aunque en realidad no es la laringe baja, sino la subida del velo del paladar y su separación de la lengua en el bostezo lo que producirá este bonus.
  • Encontrar la voz de cabeza. Favorece el paso de la voz modal o normal a la voz de cabeza  (El famoso paso del pliegue grueso al pliegue fino).

¿Cómo puedes hacerlo?

Vamos con una secuencia de ejercicios prácticos que, de manera individual o con la ayuda de tu profesor, te ayudarán a adquirir esta habilidad.

En primer lugar, vas a monitorizar el comportamiento de tu laringe baja frente a un espejo, o situando (suavemente) tus dedos sobre el cartílago tiroides…Bueno, la nuez, para no ser tan técnicos.

Existen cuatro acciones que nos pueden ayudar a tener conciencia del movimiento de la laringe. El bostezo, la búsqueda de notas graves, la arcada, la apertura de la boca en vertical, y lloriquear.

Trata de bostezar a propósito. No te estreses si no lo consigues desde un principio, pero observa e imita las acciones musculares que se producen cuando bosteces de manera natural.

Canta notas graves de la voz de pecho. Sin llegar al vocal fry, trata de bajar tu tono hasta las notas graves de tu registro de pecho. Observa cómo se comporta la laringe (la nuez)

Simula una arcada, esto es, la posición en la que se pone tu garganta al vomitar. Importante advertir, que no hagas esto si tienes náuseas, no vaya a ser que la arcada no sea simulada. en todo caso, ¡no lo hagas apuntando a tu coach!

Abre la boca mucho, pero en vertical. Si quieres puedes poner tus manos en las mejillas, como en el cuadro de Edvard Munch,  “El grito”. Observa como al hacerlo, la laringe baja.

Lloriquea. Gime. Quéjate. Dicen que nada se consigue en esta vida lloriqueando, pero estaban equivocados: Se consigue bajar la laringe. “Soy muy desgraciad@”,”No me peguéis más”, “Este método es muy difícil”…Si, es difícil describir el timbre de la voz sólo con texto, así que no te culpes.

ADVERTENCIA: NUNCA DEBES DE FORZAR LA BAJADA DE LA LARINGE CON LOS DEDOS. Parece obvio, pero es importante recalcarlo, que hoy en día la gente lee los posts en diagonal y a lo loco.

Ejemplos prácticos

Una vez sientas que empiezas a dominar y a controlar la voz con la laringe baja, pasamos al mundo real. Te propongo dos ejemplos para que puedas escuchar e imitar esta técnica de forma práctica, y como verás, no necesariamente en el repertorio lírico:

Escucha al Rey como pone la voz en este clásico del amor problemático “Can’t help falling in love”. Los chicos podéis imitarlo. Ah, cuando digo ‘El rey’ me refiero a Elvis. Elvis Presley.

Y para las chicas, a la gran Annie Lennox de Eurythmics en “Sweet dreams (are made of this)”

Ejercicios prácticos para bajar la laringe

Continúa la lección con los ejercicios prácticos:

 

Para Saber Más

Ejercicios para bajar la laringe

Laringe Alta: Control de la laringe I

Ejercicios para controlar la laringe- Laringe Alta

Anatomía: Estructura interna de la laringe.

Impostar la Voz

Ejercicios para impostar la voz

Sistema resonador: Como funciona la voz? III

¿Se te ocurre alguna sugerencia o corrección que hacer?

No dejes de dejárnosla en los comentarios

En último lugar, si te ha gustado esta lista de ejercicios para bajar la laringe, compártela en tus redes sociales, y si quieres recibir semanalmente herramientas, artículos, y consejos para cantantes y profesores de canto puedes suscribirte gratuitamente a nuestra newsletter semanal:

Suscríbete

Este y otros artículos están extraídos de nuestro método. El libro completo en formato digital lo puedes conseguir en nuestra tienda, con una oferta increíble, o comprar cada uno de los niveles por separado.

1 Iniciación

Nivel Básico

2 Básico

Nivel Intermedio

3 Intemedio

4 Avanzado

5 Experto

Libro Completo

Libro Completo

Usa los libros. Estudia, practica, y profundiza todo lo que quieras, pero nunca olvides por qué lo haces. Lo haces porque…¡Lo que quieres es cantar!

, , , , , ,

Ro Llamazares

Me llamo Rodrigo "Ro" Llamazares (Oviedo, 1973) y soy vocal coach y el creador del método Vocalstudio, Lo que quieres es Cantar. Llevo 26 años dedicado profesionalmente a la música. Desde hace 13 años compagino mi carrera artística con las clases de canto y el vocal coaching y la formación de profesores de canto y Vocal Coaches.

Comments (9)

  1. Alejandro giraldo

    Disculpe pero el twang no es exceso de nasalidad.
    En internet ya hay cosas sobre el tema y bien ilustradas.

    Bendiciones siempre.

    • Ro Llamazares

      Hola Alejandro! Es cuestión de terminología, algunos profesores nos referimos al efecto de la proximidad del paladar blando a la lengua (como en la o francesa en “pardon”) como twang nasal, que efectivamente: es un mecanismo distinto del twang oral, el que se produce por la estrechamiento/empequeñecimiento de la laringe por la acción de los músculos ariepiglóticos-y acaso con la subida de la laringe. En este método he optado por incluir esos dos conceptos, twang oral/twang nasal.
      En esto como en tantas cosas del canto es difícil encontrar un consenso, y a veces uno tiene que elegir una manera de nombrar las cosas, y a veces sin estar seguro. Pero me encanta el comentario, y quien sabe, ¡igual en unos años he cambiado de opinión! 😀
      Gracias por participar, Alejandro!

  2. Al principio, cuando cantaba, no sentía dolor o presión en la garganta y me sentía bien, pero a las horas después si. No entendía porque sentía esos dolores, intentaba no esforzarme mucho al cantar pero nada salia bien y eso me frustraba.
    Después de buscar tantos videos tutoriales de como cantar sin sentir dolor me di cuenta de que todos enseñaban por medio de ejercicios pero nunca le encontré el sentido ya que al cantar no me causaba efecto, es decir, podía hacer todos los ejercicios muy bien pero al momento de cantar no presentaba ningún cambio.
    Hoy acabo de encontrar tu blog por pura casualidad, leí tu post y me he dado cuenta de que utilizar la técnica de la laringe baja es muy efectiva, no siento dolor ni presión en mi garganta. Aveces al cantar me gustaba imitar la voz de Luis Miguel o de Elvis Presley y me sentía muy cómodo. Hoy me di cuenta de que para emplear esta técnica es recomendable escuchar y analizar a estos dos grandes exponentes de la música.

    Muchas gracias, ahora puedo cantar sin preocuparme solo queda seguir practicando y mejorando.

    • Ro Llamazares

      Hola Matías! Que alegría me da leer tu comentario. Cuando empezaba a escribir en el blog no estaba muy seguro de que fuera posible transmitir información útil en un texto en una disciplina tan orgánica y práctica como el canto. Te agradezco mucho que te hayas tomado un momento para compartir tu experiencia, es el mejor estímulo para seguir trabajando.
      Un abrazo!

  3. Edu

    Hola, soy un chico y desde muy pequeño he querido aprender a cantar (nunca lo he hecho) y hoy buscando he encontrado este post y me ha aclarado muchas de las cosas que hago yo al cantar (que no sé ni cómo las hago pero me he visto reflejado aquí). Cuando canto, a parte de bajar la nuez noto que saco mucha más fuerza y potencia, es decir, puedo cantar con la nuez baja muy grave (como Elvis) pero también puedo darle una fuerza que me recuerda a Pavarotti, aunque no puedo llegar (o no sé cómo hacerlo) a los agudos que hace Pavarotti en canciones como “Por ti volare”. Lo que no me sale es llevar la nuez hacia arriba y cantar bien, no me noto seguro y siento que desafino (¿esto por qué podría ser?) y, habiendo dicho esto, ¿sabrías más o menos cual podría ser mi registro de voz? Siempre he tenido curiosidad, la verdad.
    Muchas gracias ¡y muy buen blog!, para la gente como yo nos viene genial este tipo de cosas :).

  4. Ruth Coelho

    Maravilhoso, quanta simplicidade e competência as explanações. Parabéns

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *