Voz rasgada – ¿Cómo sonar roto sin romperte?


En este post vamos a definir que es la voz rasgada, y cómo aprender a producirla sin hacerte daño. Aprovechando la ocasión para hacer un pequeño homenaje a Chris Cornell, recientemente fallecido. Es importante hacer una advertencia: No sólo se trata de una técnica avanzada, sino que si se practica sin supervisión puede resultar dañina. Recuerda, como siempre, evitar las malas sensaciones: Si sientes picor o dolor, o notas que la voz se resiente, deberás parar. Significa que no lo estás haciendo correctamente.

¿Qué es la voz rasgada?

Vamos a definir la voz rasgada  como cualquier sonido de la voz que incluya una disfonía o ronquera. Lo contrario de cualquiera de estas opciones es la eufonía,  en la cual los pliegues vocales vibran simétricamente, con una gestión de aire óptima, en equilibrio, produciendo un sonido limpio.

También, y parafraseando a Sergio Fernández , es una “Técnica de cantar sin técnica“. Para conseguir el sonido equilibrado de la voz requerimos que  la presión subglótica esté en equilibrio con la resistencia glótica (que la presión del aire de los pulmones sea proporcional a la resistencia a la salida del mismo por los pliegues vocales) y la voz colocada en la zona de resonancia correcta.

Dicho de otro modo: Es tan sutil el equilibrio que necesitamos para sonar limpio, que en cuanto incorporamos un pequeño defecto técnico a propósito, nos resultará una disfonía, una ronquera.

¿Se puede controlar? Sí. La voz rasgada, es como un pedal de distorsión para un guitarrista. Un efecto que podemos aprender a activar o desactivar a voluntad.

Es un sonido natural de la voz humana. Tal vez el rugido haya estado en la garganta de nuestros antepasados desde antes de que éstos pudieran llamarse humanos. Aún hoy en día, lo usamos para demostrar poder, agresividad y peligro. Un puñado de emociones muy interesantes para un cantante ¿no te parece?

¿Se puede aprender a rasgar la voz?

De manera natural, hay voces que tienden a un sonido ronco, o que incluso parecen incapaces de producir un sonido equilibrado. Por otra parte, algunos cantantes tienen la voz limpia, y muchos manifiestan incluso tener la voz débil: En comparación con otros vocalistas deben de evitar el abuso vocal, pues en seguida se quedan afónicos. (O deberíamos decir mejor disfónicos). Además, sienten que tienen que cuidar su salud vocal más que otros. Evitar fiestas, excesos, aires acondicionados en verano…Un estrés, además de ser la receta perfecta para convertirse en parias sociales.

¿Qué puedes hacer tú? Una manera de descubrir tus posibilidades rasgando la voz es imitar a otros vocalistas. Por eso te voy a proponer algunos ejemplos a lo largo del post, para que lo intentes.

Pero recuerda: Cada persona tiene una constitución diferente. Aprende a conocer tu voz, y respétala.

Requisitos previos

Puede que ya tengas la coordinación necesaria y sepas hacer alguna o todas las técnicas de voz rasgada que contiene este artículo. Si no fuera el caso, voy a partir de una hipótesis para que puedas empezar a estudiar: Necesitas unos requisitos previos para poder romper la voz de manera segura. Tienes un enlace en cada de estas técnicas previas ellas para repasarlas si lo necesitas.

Vocal fry

Belting

Twang

Tecnica de respiracion y apoyo

Cantar sin forzar

Tipos de voz rasgada

Existen varios tipos de disfonías producidas por técnicas muy distintas. Las podríamos clasificar en cinco grandes tipos. Para que lo escuches claramente, ahí va un ejemplo de cada una de ellas.

1 Susurro

Vamos a empezar con la que puede que sea la más fácil: El susurro.

Se produce por un cierre relajado de los pliegues vocales que deja escapar el aire, haciendo que éstos dejen de vibrar simétricamente. Ésta es una condición imprescindible para la eufonía. Se trata de una técnica que puede fatigarnos mucho, especialmente en el passaggio, además de ser muy poco efectiva con la gestión del aire, pues consumimos mucho aire al exhalar susurrando.

Sin embargo, resulta extremadamente expresiva y emocional, perfecta para expresar delicadeza e intimidad, como en este ejemplo:

2 Vocal fry – Hiper-aducción

El vocal fry, como ya hemos explicado en el artículo dedicado específicamente a ello, es una técnica de voz en la que exageramos el cierre de los pliegues vocales,(hiper aducción)a la vez que los relajamos, para producir el característico sonido de bisagra mal engrasada o chirrido. Esta técnica es la base de diversos sonidos guturales que se usan en el Metal, pero también lo encontramos en música pop, aportando una cualidad ‘perezosa’ o ‘recién despertada’ a la voz, como puedes escuchar en la estrofa de este ejemplo.

3 Vocal fry scream

¿Te has fijado en las voces infernales que hacen los cantantes de metal? Seguro que te preguntas cómo pueden hacer eso sin reventarse la voz.

La respuesta a este enigma es que , paradójicamente, esos sonidos se hacen sin ningún esfuerzo. Partiendo tambiés del vocal fry podemos crear diferentes tipos de sonidos guturales, el más caraterístico es el vocal fry scream.  En esta técnica emitimos muy poco – cantamos con muy poco volumen – pero comprimiendo la voz con un efecto de distorsión, o saturándola agarrando el micro por la bola, para disgusto del técnico de sonido, puedes crear la sensación de que estás dando el alarido definitivo.

Hiper-compresión.

Los pliegues vestibulares, ventriculares, o más comúnmente llamados falsos pliegues vocales, son dos láminas de tejido que están en el interior de la laringe, por encima de los pliegues vocales. Su función es proteger a los segundos, cubriéndolos y cerrando el conducto de la laringe. Así se evita la entrada de cuerpos extraños al conducto respiratorio. Cuando los activamos y comprimimos, cubrimos los pliegues vocales verdaderos, lo que les permite resistir mucha mayor presión subglótica. Esto además hace que los pliegues vestibulares también vibren, aportando el característico sonido distorsionado de esta técnica.

La hiper-compresión subglótica se parece mucho a un grito, de hecho lo es, pero controlado, y sin hacernos daño. Partiendo de nuestro registro medio-agudo, una vez seas capaz de cantarlo con intensidad o  cantarlo con Belting, puedes incrementar o reducir la cantidad de distorsión.

Es muy sencillo experimentarlo: Imagínate que estás haciendo un gran esfuerzo , como levantando un peso muy grande, y haz sonar a la voz. El sonido debería ser distorsionado, parecido a un rugido. Puede que te pique o te moleste al intentarlo, recuerda lo que siempre te digo, si tienes malas sensaciones, para.

Es sencillo entender que puedes graduar la intensidad de ese rugido, no es lo mismo el esfuerzo que harías si te imaginas que estas levantando 25 kilos o 200. Juega con esas posibilidades.

Aquí tienes un par de ejemplos de esta técnica:


Rugido, Growl, o Guturales

Los pliegues ariepiglóticos son unas dobleces triangulares de membrana mucosa que contienen ligamentos y fibras musculares. Se sitúan en la entrada de la laringe, extendiéndose desde sus paredes laterales de la epiglotis hasta el cartílago aritenoides (de ahí su nombre)

No se usan en la fonación salvo en dos excepciones: Para el Twang Oral y para el ‘Rugido’ o Growl.

Cuando activamos los músculos ariepiglóticos y los usamos para cerrar la entrada a la laringe, existe la posibilidad de hacerlos vibrar produciendo un sonido  parecido al de una ‘R’ francesa. La diferencia es que en el segundo caso lo que hacemos vibrar es el paladar blando y la úvula, y en el primero los pliegues ariepliglóticos.

Aunque también se usa en metal para hacer sonidos guturales, vamos a poner dos ejemplos legendarios, para que tengas claro como suena. O también puedes imitar la voz (en V.O.) del monstruo de las galletas de Barrio Sésamo, para descubrir las posibilidades de tu voz con esta técnica.

Recuerda que esta técnica también es muy agresiva: Si tienes malas sensaciones…¿A que ya sabes lo que tienes que hacer?

 

Que riesgos hay: ¿Pasa factura?

Cualquiera de estas técnicas, excepto las basadas en el vocal fry, aplicada incorrectamente, es dañina, por lo que te recomiendo contar con un vocal coach experto para supervisarte si no te salen de manera natural. No es tengas miedo de experimentar, y no te alarmes con las malas sensaciones, siempre que no te obceques, y que no insistas si te molesta, pica o duele.

¿Pasa factura cantar así? Observando que muchos de los artistas que te he puesto como ejemplo, tienen o han tenido unas agendas saturadísimas de actuaciones, ensayos y grabaciones durante muchos años de su vida, puedo concluir que es posible rasgar la voz de manera segura e inofensiva. ¿Todo el mundo puede hacer cualquiera de estas cinco técnicas? Lo más normal es que no. Pero da igual, porque esta es mi segunda conclusión: La voz rasgada, como efecto que es, no es en absoluto imprescindible para ser un gran vocalista.

Para terminar, aquí tienes un ejemplo, del enorme Chris Cornell, vocalista de Soundgarden y Audioslave, quien falleció el pasado 18 de Mayo de 2017. Una lamentable pérdida para toda la comunidad de cantantes mundial, pues estaba en plena forma. Sirva este artículo como un pequeño homenaje a su figura.


¿Sabrías decir, después de haber leído este artículo, que técnicas de voz rasgada – hay dos – utiliza en este tema?

Espero que te haya servido este post, en el que han colaborado Sandra Merino, Jorge Ruiz y Sergio Fernández. Y que no te olvides compartirlo en tus redes sociales, o por whatsapp, o mail. Y si te interesa todo lo relacionado con cantar, aprender  técnica vocal y la música, suscríbete. Semanalmente iremos aportando ideas, lecciones y experiencias que seguro te servirán.

Estudia, investiga, profundiza…Pero no lo olvides: ¡Lo que quieres es cantar!



Voz rasgada – ¿Cómo sonar roto sin romperte?
Valora el contenido

Deja un comentario

Sé el primero en comentar!

Notifícame
avatar
wpDiscuz