Belting: Cantar con intensidad


En este artículo te aclaramos qué significa belting, y como puedes usarlo para añadir intensidad, y emoción a tu voz sin ponerla en peligro. ¿Te atreves? Además de darte una explicación teórica incluye algunos ejercicios prácticos para que aprendas a usar esta técnica.

Belting o cómo cantar con intensidad en el registro medio.

En el canto, al ser algo tan diverso y abstracto (no tenemos una referencia visual de nuestro instrumento, todo debemos imaginarlo), y carecer de  una normativa lingüística, cada escuela y cada profesor puede definir a las cosas como buenamente puede:  Como se lo han enseñado, como lo ha traducido de otro idioma, o de la manera que elige porque así lo entiende mejor. Nosotros mismos en Vocalstudio Academy publicamos nuestro propio diccionario para cantantes.

Así, es normal que nos sintamos algo desorientados al encontrar que unos profesores se contradicen con otros y unas escuelas aparentemente tienen conceptos radicalmente distintos.

Falsetto vs voz de cabeza, cuerdas vocales verdaderas vs falsas, canto diafragmático, proyectar la voz, abrir la garganta, apoyar en el suelo pélvico… Este mismo problema encontramos respecto al belting;  Encontraremos que para unos es malo malísimo y para otros (como nosotros) algo imprescindible para ser un vocalista completo.

¿De donde viene este lío?

Tradicionalmente se ha llamado belting a cantar con esfuerzo, o dicho de otro modo, a gritar. El anglicismo viene del sustantivo “cinturón”, así que tiene mucho que ver con apretar. Desde este punto de vista, dado que belting consistiría en emplear mucha presión subglótica y resistencia glótica para forzar los agudos de la voz modal, sin hacer la transición al pliegue fino, con todas las tensiones que esto conlleva, y con el abuso que ello produce en las cuerdas vocales, es perfectamente correcto afirmar que el belting es malo. Y que puede producir desde simple fatiga en la voz, hasta nódulos, si insistimos en ello recurrentemente.

Sin embargo, a eso, y porque queremos en Vocalstudio Academy hacerlo así, no lo vamos a llamar belting, sino gritar, forzar la voz, o cantar con tensión.

¿Que es belting entonces?

En nuestro diccionario viene definido así:

“Técnica de cantar con intensidad en la voz media, sin desconexión en el paso del pliegue fino al grueso, manteniendo la coordinación y la conexión en el passaggio entre la voz media y la voz de cabeza, sin ninguna tensión y de manera totalmente saludable y sin riesgo.”

¿Para qué sirve? Nos permite expresar emociones ‘extremas’: Enfado, rabia, euforia, dolor, esfuerzo…Pero, al igual que en el número de un ilusionista, sólo se trata de un truco.

¿Que necesitas para empezar a usar belting?

Al ser una técnica avanzada, hay varios requisitos previos que debes haber completado antes de empezar con ella. Además hay que hacer una advertencia:  El picor, el cansancio o el dolor te indicarán que no tienes aún la suficiente técnica como para practicar esto por tu cuenta, así que busca un vocal coach que te ayude (guiño-guiño) con ello si no quieres hacerte daño.

1-Voz de cabeza. El dominio del pliegue fino es el primer requisito. Que seas capaz de fonar en este registro de manera limpia y equilibrada (con la presión subglótica y la resistencia glótica balanceadas, es decir, sin susurros ni disfonías) será imprescindible.

2-Voz modal. Lo mismo respecto a la fonación con el pliegue grueso. Desde la voz hablada a la voz media con el mismo sonido equilibrado que hemos descrito arriba.

3-Passaggio conectado. El puente entre la voz media y la voz de cabeza debe estar establecido, pudiendo hacerse sin ninguna tensión.

4-Twang. Debemos dominar esta técnica de resonancia de la voz en la que se modifica el timbre, haciéndolo similar al ‘cua’ de un pato,  el maullido de un gato, etc

Si no estuvieras familiarizado aún con alguna de estas técnicas, deberás trabajarlas antes de continuar con esta lección.

Ejercicios prácticos de belting

Primero de todo debes determinar dónde está tu passaggio y adaptar los ejercicios para empezarlos desde una nota en la que estés en el pliegue grueso.

Para realizarlos correctamente, deberás prestar atención a estas tres cualidades:

1-Ser capaz de darles brillo, filo, es decir a ecualizar tu timbre, tus armónicos, de la manera más sonora posible – no desde el esfuerzo, sino desde la forma de tus resonadores, es decir, dominar el  twang.

2-Mantén la relajación de las tensiones, y una buena postura.

3-Evita, y esto es lo más importante, un exceso de presión subglótica: No comprimas demasiado el aire porque te cansarás, y te impedirá atravesar el passaggio. Por descontado, mantén la presión del aire equilibrada con la resistencia glótica, para no susurrar.

4-No trabajarlo más de 20-30 minutos, y como siempre decimos: En caso de tener malas sensaciones, para.

Ejercicio 1

Sonido “ŋ” (o NG como cuando decimos iNGlés)

Vamos estirando los pliegues vocales por el movimiento del tiroides manteniendo estable la presión subglótica. Tratamos de conseguir, poco a poco el máximo volumen. En este, como en los demás ejercicios, empezaremos siempre con el pliegue grueso, e iremos repitiéndolo subiendo cromáticamente, sin llegar tan agudo como para necesitar hacer la primera nota con el registro de cabeza.

belting1

 

Ejercicio 2

Lo mismo que en el anterior, pero el ritmo y la escala son distintos

belting2

Ejercicio 3

Sonido “I”

Igual que antes, pero vamos abriendo hacia esta vocal. Recordamos mantener la postura y la relajación de tensiones.

Ejercicio 4

Seguimos con I pero cambiando de escala, seguimos sin empujar, y manteniendo el brillo en el sonido.

Ejercicio 5

Pasamos a usar el triptongo “IEA”

Ejercicio 6

Pasamos a usar el triptongo “IUO”

 

Para concluir con el belting vamos a ir probando a cantar con intensidad con estas vocalizaciones.

  1. Hey! Con diferentes notas
  2. Saltos de 5ª con YAH,YAH,YAH (T, 5ª,T)  haciendo una leve sentadilla en la nota aguda
  3. NAH NEH con la escala (T,3ª, 5ª, 8ª,8ª,8ª,5ª,3º,T)

Después de unas pocas  sesiones realizando estos ejercicios irás incrementando tu coordinación, y con ella, capacidad de cantarlos cada vez con más potencia, pero sin hacer esfuerzo. Y eso exactamente es en lo que consiste el belting: En cantar con intensidad pero sin tensión tus notas del registro medio.

No olvides lo que siempre decimos, evita las malas sensaciones. Si te pica, duele, o te cansas, debes parar. Te falta técnica, por lo que debes repasar tus fundamentos.

Suscribe, y comparte

Espero que te haya servido este post. Y que no te olvides compartirlo en tus redes sociales, o por whatsapp, o mail. Y si te interesa todo lo relacionado con cantar, aprender  técnica vocal y la música, suscríbete. Semanalmente iremos aportando ideas, lecciones y experiencias que seguro te servirán.

Estudia, investiga, profundiza…Pero no lo olvides: ¡Lo que quieres es cantar!



 

 

Leave a Reply