24 enero, 2019 admin

Templo Flexible: Groove y Flow

En esta lección, extraída del Libro I del método Vocalstudio, vamos a trabajar la elasticidad en el ritmo, el tempo flexible. Conocerás conceptos como groove, on the beat, rubato, o cadenza. Verás que la belleza no se encuentra en la perfección matemática, con flexibilidad se pueden lograr potentes efectos emocionales.

Libro I

Lección extraída del Libro I del método ¡Consíguelo!

Introducción

El tempo, que en los fundamentos del canto has estudiado como algo objetivo y rígido, puede en realidad moldearse sin ser incorrecto. Es más, para conseguir transmitir determinadas emociones es necesario saltarse la dictadura del metrónomo… Eso sí, ¡después de tener la competencia básica de seguirlo perfectamente!

Y es que la belleza en el tempo, como en tantas otras cosas de la vida, se encuentra a una fracción de distancia de la perfección.

Requisitos previos:

Antes de hacer esta lección te recomiendo que hayas superado la previa de entrenamiento auditivo.

Comenzamos estableciendo unas definiciones. Todas las puedes encontrar aquí, en el diccionario para cantantes.

A tempo

Esta es la manera en que hemos venido trabajando hasta ahora. En inglés lo llaman on the beat, y es la manera “correcta” y matemática de interpretar las notas. Sin embargo, y sorprendentemente, no siempre es la manera más efectiva de aportar emoción a la melodía.

Tempo flexible

El Groove, o flow

Consiste en cantar levemente por detrás del tiempo, es decir, a la misma velocidad que la marcada por el metrónomo, pero con un leve retraso. Otra expresión que define esto gráficamente es behind the beat, por detrás del latido. En el mundo del Hip Hop se suele referir a esto como Flow.

Para empezar a ser consciente de este matiz, puedes grabar una canción en un software DAW (digital workstation, estación de trabajo digital, como Garage band, pro tools, logic audio, etc, que te permite grabar varias pistas simultáneamente) y desplazar la pista de voz unos mili-segundos hacia atrás.

Para observar el efecto que produce, o escuchar y practicar la canción Hard to handle de Otis Redding, (el cantante cuyo retrato encabeza este post), en particular la parte del estribillo cantada  a capella.

Este efecto está omnipresente en la música contemporánea. Una vez que lo escuches, te darás cuenta de lo habitual que es.

¿Habitual? Soul, reggae, funk, blues, hip hop, etc, etc…Este ingrediente secreto es imprescindible en esos estilos, y ¡hace maravillas en todos los demás!

Es este uno de los trucos que separan a los buenos de los grandes. Y si bien es imprescindible tener una sólida base rítmica para poder entenderlo, e integrarlo a la hora de cantar, merece la pena desarrollar la sensibilidad para percibirlo. 

No te desanimes si al principio parece imposible, cuando lo empieces a aplicar, ¡vas a disfrutar a lo grande!

Accelerando y ritardando

A veces encontramos en una canción un final en el que el tempo se ralentiza, o veremos que en un pasaje se acelera. Los términos tradicionales para esto son ritardando ( a veces lo veremos como  rallentando) y accelerando respectivamente.

Escucha el ejemplo de Dexys Midnight Runners – Come On Eileen, para entender este efecto.

Rubato

Se trata de alternar el accelerando y el ritardando en una interpretación musical, pero sin variar el tempo. Lógicamente es un técnica muy difícil de dominar, y es muy característica del piano romántico, pero no sólo ahí. Escucha como lo hace, de nuevo  Otis Redding, en These arms of mine.

Si comparamos esta misma pieza cantada a tempo, sonaría mecánica, y carecería de la emoción que el rubato le aporta. Pero afortunadamente, hasta ahora, nadie se ha atrevido a versionearla a tempo!

Cadenzas

Una cadenza (cadencia en italiano) en lenguaje musical es una sección, pasaje, o melodía adornada (bien escrito previamente en la partitura, bien improvisado en el momento) interpretada o cantada por uno o varios solistas. Habitualmente, el estilo rítmico es libre y flexible, y frecuentemente se aprovecha para hacer una exhibición de virtuosismo técnico.

Ad libs

Ad lib. es una abreviación del latinismo ad libitum (a voluntad). En lenguaje musical usamos este término para expresar que la velocidad y la forma de ejecución de la obra se dejan a elección del ejecutante.

En estilos como RnB o gospel son los adornos vocales que se incorporan a las melodías, aunque también se suele referirse a ellos como riffs, runs o trills.

Ejercicios prácticos

Ejercicio 1: On the Beat

Para los ejercicios de esta lección vamos a utilizar la misma melodía. Una muy sencilla que ya hemos visto  previamente al trabajar el oído rítmico. Twinkle Twinkle little Star, o su traducción al castellano Estrellita ¿dónde estás?. Escoge el idioma en el que sientas más comodidad.

En el primer ejercicio, vamos a poner el metrónomo a 100 bpm y a cantar la melodía tratando de clavar el tempo de las notas, y que coincidan perfectamente con el metrónomo.

tempo flexible

Ejercicio 2: Behind the beat

Ahora vas a intentar cantar un poquito por detrás del metrónomo. Algo casi imperceptible, se trata de hacerlo como con mucha relajación, o pereza incluso.

Ejercicio 3: Before the beat

Todo lo contrario que el anterior. Trata de adelantarte levemente al golpe del metrónomo.

Ejercicio 4: Accelerando

Empieza cantando la melodía muy lento, y ve acelerando gradualmente. pero trata de la progresión sea lineal, sin saltos bruscos.

Ejercicio 5: Ritardando

Lo mismo pero al revés. Empieza rápido y acaba lento. Verás que este recurso se usa frecuentemente para finalizar una pieza..

Ejercicio 6: Rubato

Ahora quita el metrónomo. Canta la melodía con mucha expresividad y dramatismo, tantos, que el tempo deberá ralentizarse o acelerarse flexiblemente, para servir a tu interpretación.

Ejercicio 7: Cadenza

En este ejercicio, vas a cantar con normalidad hasta el cuarto compás. En éste, para el metrónomo e improvisa una melodía, sin tempo y de manera completamente libre sobre las palabras indicadas en la partitura, y cuando lo desees, termina con las dos últimas sílabas de la canción. Ese “solo” de voz, es lo que llamamos cadenza.

tempo flexible

Conclusiones

Estas son algunas de las ideas más importantes de esta lección

  • En el arte la perfección y la belleza pueden no ir de la mano. Atrévete a romper intencionadamente la corrección del tempo, y dale rienda suelta a tu expresión.
  • Una voz bonita lo es menos si es rígida rítmicamente, y un timbre supuestamente feo de otra voz puede ser sublime cuando está cargada de intención. ¡Pruébalo!

Esperamos que te haya servido este post, dedicado al tempo flexible. Y que no  olvides compartirlo en tus redes sociales . O por whatsapp, o mail.

Y si te interesa todo lo relacionado con cantar, aprender  técnica vocal y la música, suscríbete a este blog. Regularmente iremos aportando ideas, lecciones y experiencias que seguro te servirán.

Estudia, investiga, profundiza…Pero no lo olvides: ¡Lo que quieres es cantar!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *