13 septiembre, 2013 Vocal Studio

Cómo terminar las notas largas

Es una pregunta común en las clases de canto: Sé como atacar las notas, afinarlas y mantenerlas, pero no sé cómo salir de las notas largas y acabo sin gusto. Y es que la expresividad del final de una frase es muy importante.

¿Cómo hago para terminar las notas largas que estoy cantando?

Se me ocurren varias maneras de acabar, esencialmente o plano o con vibrato:

*Plano (sin vibrato) abrupto: Hacemos la nota y  la cortamos de golpe. Suele quedar bastante pobre

*Plano diminuendo: Le añade algo de matiz y movimiento a lo anterior.

*Plano con Caída: Si no sabemos usar el vibrato, podemos aún darle cierta expresividad al final, con un pequeño movimiento, tanto de volumen, como de tono. Es como un quejido.

*Vibrato crescendo: Es dramático, y épico.

*Vibrato plano. Mola.

*Vibrato diminuendo: Es sútil y elegante. Haciendolo sobre un passagio nos permite pasar de una voz mas mezclada a voz de cabeza, a la manera de un tenor como Tito Schipa.

 

Es también una de las técnicas más difíciles, mantener el vibrato regular mientras disminuimos el volumen gradualmente, y manejando la mezcla de la resonancia a la vez. Igualmente es interesante saber hacerlo con un crescendo.

Como profesor de técnica vocal, lo mejor es empezar a trabajar  cuanto antes el appoggio (canto diafragmático, la base del vibrato y de la precisión en el fraseo con notas rápidas) El vibrato nos permite recoger las frases con elegancia. A veces, basta con vibrar sólo en el último momento tras haber hecho la nota larga y plana, como hacía Chet Baker. Es un proceso que si bien puede producir avances desde la primera semana, normalmente no se completa hasta después de varios meses de práctica.

Como productor, sin embargo, se trata de ser práctico y sacar lo mejor del cantante en un momento dado. Por eso, trataremos de ser lo más expresivos con lo que tengamos, y ponerle mucha actitud y “personaje”. Recuerda que un buen artista no es necesariamente un buen cantante, y al revés.

notas largas cómo terminar

Super Skunk – Sala Live (Madrid) el 02/11/2012

 

Tenemos la tendencia a centrar la atención en las notas difíciles de una frase, descuidando especialmente el principio y el final.  Cuando canto siento que la frase musical no es una sucesión lineal de notas, sino que es un único objeto simultáneo en el tiempo. Y hay que cantar con toda la intención y la energía la frase, desde la primera nota a la última. Es filosofía Zen, y acaso física cuántica también: Todo lo que sucedió y sucederá está sucediendo simultáneamente. Nuestra percepción del tiempo es una ilusión.

©Ro Llamazares, tu vocal coach amigo, 2013

, , ,

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *