Tu HomeStudio: un Must para el Cantante


Iniciamos una serie de artículos en los que vamos a describirte qué elementos necesita tu homestudio, para poder grabar tus propias canciones y practicar técnicas de estudio sin salir de casa. La idea es proporcionarte una guía con la que puedas montar  (incluso si no tienes absolutamente ninguna noción previa sobre este tema), una estación de trabajo perfectamente funcional (HomeStudio), y a ser posible, que no te cueste un ojo de la cara.

Los elementos esenciales del estudio casero (HomeStudio)

Aunque seguro que el aislamiento o el acondicionamiento acústicos son importantes, y que las técnicas de producción son tan esenciales como el equipo mismo en esta serie de posts, nos vamos a centrar en los dispositivos imprescindibles.

Son estos 10:

  1. Ordenador

  2. Software DAW

  3. Tarjeta de Sonido

  4. Auriculares

  5. Monitores de Estudio

  6. Micrófonos

  7. Cables de Micrófono

  8. Pies de micro

  9. Filtro Anti-pop

  10. Silla

1 Computadora / Ordenador

¿Qué es?

Un portátil u ordenador de sobremesa normal y corriente…O muy potente y de diseño. Existen muchas opciones, pero es mejor algo con una buena pantalla y un ratón y teclado cómodos para trabajar.

A fin de cuentas, estarás largas horas trabajando en tus producciones así que mejor no quemarse los ojos, o desarrollar tendinitis en las muñecas por un mal ratón.

¿Para qué sirve?

Es el equipo central de la estación de trabajo, desde el cual trabajarás. Es aquí donde instalaras el software DAW, y almacenarás los proyectos que produzcas. Y es al ordenador al que conectarás la interface, y con la que te engancharás al mundo exterior, para instalar actualizaciones, plug ins etc…¡O para publicar tu obra!

¿Cuánto cuesta?

Posiblemente el rango vaya desde 300€ a 1200€. No hace falta pasarse mucho más de ahi.

¿Dónde encontrarlo?

Tiendas de informatica, distribuidores tecnológicos…

¿Recomendación?

¿Portatil o de sobremesa?

La primera cuestión a decidir es el tipo de equipo que vas a usar: ¿De sobremesa o portátil? Vamos a ver la ventajas que ofrece cada uno.

                      Sobremesa:

  • Mayores prestaciones por el mismo precio

  • Más entradas y salidas para conectarlo

  • Tamaño de la pantalla

  • Menor ruido de los ventiladores

                        Portátil:

  • Portabilidad

 En conclusión, si vas a mover el estudio por ahí, un portátil es la opción obvia. De lo contrario, el de sobremesa te resultará mejor. Tu debes evaluar las opciones que hay y crear un HomeStudio que se ajuste a ti.

¿Mac o PC?

Otra gran opción que tendrás a la hora de escoger el ordenador es ésta.

Ahí va nuestra opinión en este dilema:

Si te gusta customizar equipos, cacharrear con ellos, y el entorno de windows te gusta, puedes optar por un PC. Son más baratos a iguales prestaciones, y si dominas el tema le puedes sacar un partido increíble. No te recomiendo optar por el PC únicamente por el precio.

Ahora bien, si te gusta un equipo con un buen diseño, estable y fácil para aquellos que no se llevan muy bien con la tecnología, tu opción es un Mac. Lo cierto es que en el mundo del audio profesional es más común esta opción, aunque sea la más cara.

2. Software DAW

¿Qué es?

El software DAW (digital audio workstation: estación de trabajo de audio digital ) es un programa de edición de sonido, como lo son el Word para el proceso de textos o el Photoshop para la edición de imágenes.

Es el centro neurálgico de la producción musical, y aunque en general todos los que hay en el mercado son parecidos, una vez te acostumbras al manejo de un programa específico ¡cuesta cambiar luego! Así que es mejor pensarlo un poco y conocer cuál se adapta a tí antes de empezar.

¿Para qué sirve?

Para grabar diferentes fuentes de sonido, en momentos distintos, pero luego reproducirlas simultáneamente pudiendo modificar el sonido de esas fuentes distintas (cada una grabada en una pista) y así mezclarlas  en una sola sola pista estéreo, procesada (comprimida, ecualizada etc) tal y como podemos escuchar una canción terminada en un disco o en la radio.

En nuestro caso, como cantantes, para editar y solucionar problemas o imperfecciones de la pista de voz, o aportar efectos de forma creativa, o para grabarte encima de pistas de karaoke o instrumentales,  o componer y dar forma a tus demos de manera autónoma…¡Las aplicaciones son muy amplias, insisto!

¿Cuánto cuesta?

Existen una amplio rango de opciones: Desde gratuitas a los 8000€, pasando por suscripciones mensuales, de unos 25-50€.

–> Aquí tienes una tabla comparativa de diversas opciones

¿Dónde encontrarlo?

Puedes comprarlo online para la descarga directa o acudir a una tienda o distribuidor en internet.

Nosotros recomendamos…

Un standard en la producción profesional es el Pro tools, aunque se puede probar algo gratuito como el Audacity, o el Garage band que incluyen de forma gratuita los Mac.

Vamos a dejar que proceses un poco toda esta información y que vayas familiarizándote con los elementos de la cadena del HomeStudio de los que hemos hablado (lo importante es que entiendas la función de cada uno de ellos y que investigues por tu propia cuenta). En internet hay miles de foros y opiniones al respecto (incluso vídeos en Youtube dedicados a la creación de un HomeStudio) y la manera más fácil de aprender, es investigar por tu propia cuenta.

Hasta aquí llegamos por hoy. La próxima semana, continuaremos con la tarjeta de sonido, los auriculares y los monitores de estudio. ¡No te lo pierdas!

____

Estudia, investiga, profundiza…Pero no lo olvides: ¡Lo que quieres es cantar!


Tu HomeStudio: un Must para el Cantante
5 (100%) 4 votes

Deja un comentario

Sé el primero en comentar!

avatar
  Subscribe  
Notifícame