Mapas musicales: descubriendo música más allá del streaming


Esperamos que durante estas fiestas estéis aprovechando el tiempo para estar con la familia, pasear, comer y beber mucho y bien, ver a las amistades que, como el turrón, vuelven siempre por estas fechas…. y, cómo no, para escuchar mucha música. Sucede, sin embargo, que a veces no tenemos muy claro lo que queremos escuchar, todo lo que tenemos nos suena aburrido y poco apetecible, no queremos pasar horas leyendo alguna revista especializada y tampoco tenemos a quien preguntar. ¡Quizás es el momento de descubrir cosas nuevas!

Os invitamos a seguirnos en un viaje que os puede llevar a músicas muy remotas en el tiempo, en el espacio, o incluso en ambos. Hemos recopilado para vosotros algunos mapas musicales, sorprendentes plataformas web que como si fueran GPS con oídos, nos marcarán el camino hacia eso que estábamos deseando escuchar, pero que no conocíamos.

Mapas musicales o cómo navegar por la música de forma organizada

 

1. Every Noise at Once

mapas musicales 1

¿Rock peruano? ¿Por qué no?

Más que un mapa musical, Every Noise at Once funciona como un esquema o un mapa mental de géneros. Y muy extenso, ya que a día de hoy  más de 1300 géneros (algunos casi impronunciables) y casi 2 millones de pistas están integradas en este juguetito. El funcionamiento es muy intuitivo y se basa en etiquetas, más cercanas cuanto más próximo es el género, más alejadas cuanto más se diferencian.

También se tienen en cuenta los ejes horizontal y vertical; de esta manera, a la izquierda se posicionan músicas más “densas” o ambientales, mientras que a la derecha encontraras ritmos más vivos y agitados (por ejemplo, la familia del punk). Lo mismo ocurre de abajo a arriba: en la raíz del mapa encontrarás géneros de música más “orgánica” o natural y, a medida que vas subiendo, la música se va haciendo más electrónica y elaborada. El responsable de esta plataforma es Glenn McDonald, uno de los ingenieros de The Echo Nest, empresa responsable de nada menos que el data mining musical de Spotify. Podéis visualizar todos estos datos también en forma de lista, o por décadas. Os recomendamos que consultéis los enlaces al final de la página, donde las opciones se multiplican aún más (sí, no parecía posible, pero es así).

 

2. Radiooooo

mapas musicales 2

Lo que lo petaba en el Sudán de los años 40

Radiooooo (con 5 ‘oes’) nació de la cabeza de un grupo de melómanos franceses deseosos de romper el espacio-tiempo en esto de la música. Quizás su mayor mérito, además de la cuidada imagen gráfica que podéis ver en esta imagen, es que su crecimiento permanente se debe a lo voluntarioso de un montón de personas que, a lo largo y ancho del mundo, suben y localizan en el tiempo y en el espacio sus canciones favoritas.

Últimamente han estado implementando herramientas nuevas, como la selección por “estado de ánimo”, el botón de “compartir”, los viajes musicales o la posibilidad de hacer listas de favoritos. Ya véis, ahora nos habéis pillado escuchando hits sudaneses de los 40. Pero podríamos estar en Colombia en los 70 (escuchando lo mismito que Pablo Escobar), o en Jamaica en los 60, cuando Bob Marley empezaba a hacer sus pinitos. ¡Un sueño hecho realidad!
3. The Tourist Map of Music by GNOD

mapas musicales 3

Cosas que te pueden gustar si te gusta, por ejemplo, Queen

Al igual que EveryNoise, este “mapa turístico de la música” funciona relacionando etiquetas, aunque en esta ocasión se trata de grupos o solistas, no de géneros.

Aún le falta mucho por mejorar, pero pinta muy prometedor y además nos ha servido para descubrir algo llamado Global Network of Discovery (GNOD), una plataforma de conocimiento compartido en la que también podrás explorar libros, películas, obras de arte, etc.

Otra opción interesante de este mapa de GNOD es la herramienta Gnoosic, que viene a ser el “dime con quien andas y te diré quien eres” de la música. El primer paso es escoger unos cuantos grupos o solitas que te gusten (da igual si se parecen o no, funcionará de todas formas, pero si eliges a Frank Sinatra por un lado, y a AC/DC por otro, quizás los resultados sean un tanto… desconcertantes) y, a partir de ahí, la aplicación sugerirá un grupo; tú tendrás que decir si te gusta, si no, o si no lo conoces. Gracias a tus respuestas, las siguientes sugerencias ganarán en precisión.

 

4. Musical Map: Cities of the World by Spotify

mapas musicales 4

Ahora mismo, Honolulu suena así

El rey de la música en streaming, Spotify, no es ajeno a los encantos de la geolocalización. Este mapa, basado en OpenStreetMaps, es una vuelta de tuerca a las opciones de exploración del reproductor web (ya sabéis, todas esas listas automatizadas con nombres como “Ya es viernes” o “Cena con amigos”).

Seguro que más de una vez te has preguntado si en este mundo globalizado tú estás escuchando lo mismo que alguien que esté en tus antípodas geográficas. Con este mapa musical podrás saberlo a ciencia cierta.

La idea es tan sencilla como atractiva: ¿qué se está escuchando al otro lado del mundo? ¿Cómo son sus gustos musicales? En resumen, ¿a qué suenan las distintas ciudades del mundo? ¡Pincha en cualquier ciudad y descúbrelo!

5. Mappable

mapas musicales 5

Mappable, la web musical favorita de Tolkien

Como los músicos en los conciertos, hemos dejado lo mejor para el final. Desgraciadamente, no podemos contaros todos los detalles de esta increíble idea que es Mappable: se encuentra en versión beta y, una vez que consigues una invitación, te piden muy amablemente que no reveles detalles sobre el proyecto. Y así haremos, porque sinceramente esperamos que esto prospere.

No obstante, os podemos decir que es una original combinación de mapa geográfico, puzzle, cajón de sastre, red social y entorno colaborativo. Con una flexibilidad increíble, Mappable tiene lo mejor de todos los mapas musicales anteriores. Os recomendamos muy, muy, mucho que solicitéis una invitación (en la misma página de inicio). Tardan un poco, pero fiaros de nosotros: merece la pena esperar.

Seguro que hay más mapas musicales de los que hemos recogido para vosotros en este post. Si conocéis más, hacédnoslo saber y los añadiremos. Esperamos que la relación entre los mapas y la música sea larga y fructífera; con estos ejemplos, todo indica que puede suponer un gran cambio en cómo exploramos, descubrimos y adoptamos músicas nuevas.

Leave a Reply