Ejercicios para hacer Vocal Fry

Este post es la continuación de la lección teórica del vocal fry, Veremos unos sencillos ejercicios para enseñarte a entender y producir esta técnica de voz. No olvides que puedes consultar nuestro diccionario para cantantes o el Buscador  si encuentras palabras que no conoces.¿Empezamos?

lo que quieres es cantar

Lección extraída del método. ¡Consíguelo!

¿Cómo aprovechar esta lección?

Incluyendo un video para guiarte

Voy a proponerte algunas vocalizaciones  o ejercicios de voz para que encuentres tu vocal fry, pero antes de empezar, recordarte que puedes repasar la teoría que  vimos en el post previo sobre esta técnica, siempre que lo necesites:

Si ya has visto el video, has leído la teoría (al menos échale un ojo, que son 5 minutos)  y tienes claro que es el vocal fry puedes usar los playbacks del método con la ayuda de las instrucciones que te doy en cada ejercicio.

El primer paso

Lo primero que vas a hacer es encontrar el vocal fry partiendo de la voz modal o voz normal, si se entiende mejor así.

La altura de la nota que vas a hacer estará en tu ámbito, una nota que puedas emitir con total comodidad.

Comienza a cantar esa nota y ve reduciendo gradualmente la presión del aire. Escucharás al principio un sonido limpio y normal. Al reducir el volumen, empezará a ‘chirriar’ o  ‘burbujear’ de manera espontánea.

Recuerda, que lo que queremos es que el aire ‘burbujee’ a través de unos pliegues vocales relajados y mullidos, pero bien cerrados o aducidos, bien apretados el uno contra el otro, pero blanditos.

Ejercicio 1

La Rana, un nombre gracioso para un ejercicio excelente

Empieza haciendo series de pequeñas ráfagas, como imitando el croar de una rana.

En este caso, buscarás hacer una nota grave, pero cuidado, no de tu voz de pecho, sino en tu registro de vocal fry.

A medida que lo vayas asimilando, ve alargando los ‘croac’, hasta que seas capaz de sostener la nota por un tiempo indefinido sin que se escape el aire; es decir, sin perder la aducción.

Ejercicio 2

El Chirrido, prepárate a cambiar lo que creías saber sobre tus medios agudos

Lo primero que vas a hacer es encontrar el vocal fry partiendo de la voz modal.

La altura de la nota que vas a hacer estará en tu ámbito, una nota que puedas emitir con total comodidad.

Comienza a cantar esa nota y ve reduciendo gradualmente la presión del aire. Escucharás al principio un sonido limpio y normal. Al reducir el volumen, empezará a ‘chirriar’ o  ‘burbujear’ de manera espontánea.

Recuerda, que lo que queremos es que el aire ‘burbujee’ a través de unos pliegues vocales relajados y mullidos, pero bien cerrados o aducidos, bien apretados el uno contra el otro, pero blanditos.

No debes dejar que escape nada de aire, ni que acumules tensión en el cuello. No lo olvides, si susurras al tratar de hacer vocal fry es que  no lo estás haciendo bien.

Ejercicio 3

El Quejica

Si el vocal fry es el registro más grave de la voz humana, puede parecer contradictorio decir que apliquemos vocal fry en la voz modal o en la de cabeza.

Sin embargo, tiene sentido que algunos profesores usen esa expresión para describir la sensación muscular de cierre, de resistencia glótica.

Y esto se puede mantener al subir a los demás registros. La sensación de estar conteniendo el aire. Por eso para estos profesores, el vocal fry no es sólo un registro de voz, sino también el nombre de la técnica que genera ese registro.

Para demostrarte como puedes aplicar esa sensación en notas más agudas, te propongo una nueva vocalización. Vas a decir “ay, ay, ay” con una voz de viejecito o viejecita un poco quejicas. Y vas a aplicar ese suave quejido a una melodía, por ejemplo:

En la partitura sólo ponemos las dos primeras repeticiones de la escala, que vamos elevando cromáticamente, es decir, vamos subiendo cada repetición un semitono respecto de la anterior. Continúa subiendo hasta que dejes de sentir comodidad.

Bonus: Este ejercicio está demostrando una gran efectividad para resolver uno de los problemas técnicos más difíciles al aprender a cantar:  Cómo conectar el passaggio. O dicho de otro modo, para comprender la transición del pliegue fino al grueso.

Ejercicio 4

Con una melodía, en legato

Como el chirrido, vocalizando «AH», pero con la escala de una octava y media.

Ejercicio 5

La bisagra oxidada

Vamos a imitar el sonido de una puerta cuyas bisagras están oxidadas.

Articula el sonido ‘m’, sin apretar la mandíbula, pero sin tampoco crear espacio en el interior de la boca. Los dientes deben estar en suave contacto. La lengua debe reposar relajada en contacto con el paladar duro.

Sigue la escala del ejercicio del video, pero no pienses que estás cantando, más bien, imita el sonido de una puerta que chirría.

Mantén el volumen pianissimo, muy suavecito. Si vas con demasiada fuerza antes de tener la coordinación adecuada, te saldrán gallos.

Hazlo legato, no staccatto. Es decir, todo seguido, sin atacar cada nota por separado, haciendo una pequeña pausa entre ellas.

No te preocupes mucho por la afinación ni por el sonido limpio.

Preocúpate el sonido ‘chirriante’, la postura relajada y la ausencia de gallos

Si sientes tensión, observa y relaja el músculo digástrico. Coloca tu dedo índice bajo tu mandíbula, como explicamos en el capítulo dedicado a cantar sin tensión. Es muy habitual que notes cómo se endurece, trata de mantenerlo inactivo. Este músculo deberá estar relajado si estamos ‘chirriando’ correctamente.

¿Preparad@?

Como siempre, empieza el ejercicio en una nota de tu voz de pecho y sube cromáticamente hasta donde llegues.

Para terminar

Unas últimas ideas para concluir con los ejercicios de vocal fry

Una vez te sientas familiarizado con esta técnica, empieza a aplicarla en una canción que te sepas. Exagéralo, diviértete, experimenta.

Haz el ejercicio de detectarlo en otros cantantes cuando escuches música. Te sorprenderás ¡está en todas partes! Y tengo la esperanza de que tras esta lección, también lo esté en tu voz.

Para Saber Más

Algunos enlaces a posts anteriores relacionados que te pueden interesar

¿Como funciona la Voz?

Vocal Fry: Qué es y cómo emplearlo en tu voz.

¿Cuál es mi tipo de Voz?

¿Cuál es mi nivel como cantante?

El Registro de Voz

¿Cómo llegar a ser cantante?

Libros para cantantes

Suscríbete

Nada más, si te ha gustado este artículo compártelo en tus redes sociales, y si quieres recibir semanalmente herramientas, artículos, y consejos para cantantes y profesores de canto puedes suscribirte gratuitamente a nuestra newsletter semanal:

Este y otros artículos están extraídos de nuestro método. El libro completo en formato digital lo puedes conseguir en nuestra tienda, con una oferta increíble, o comprar cada uno de los niveles por separado.

1 Iniciación

Nivel Básico

2 Básico

Nivel Intermedio

3 Intemedio

4 Avanzado

5 Experto

Libro Completo

Libro Completo

Usa los libros. Estudia, practica, y profundiza todo lo que quieras, pero nunca olvides por qué lo haces. Lo haces porque…¡Lo que quieres es cantar!

, , , , ,

Ro Llamazares

Me llamo Rodrigo "Ro" Llamazares (Oviedo, 1973) y soy vocal coach y el creador del método Vocalstudio, Lo que quieres es Cantar. Llevo 26 años dedicado profesionalmente a la música. Desde hace 13 años compagino mi carrera artística con las clases de canto y el vocal coaching y la formación de profesores de canto y Vocal Coaches.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *