Ritmo II: Swing y semicorchea


Vamos a continuar con el trabajo que has hecho en la lección dedicada a los fundamentos del oído rítmico. En esta lección descubrirás la semicorchea, el swing, y las diferentes maneras rítmicas de empezar una melodía. Podrás continuar tu entrenamiento rítmico en la lección dedicada al tempo flexible.

Introducción

En la primera lección dedicada al ritmo nos dejamos fuera alguna figuras imprescindibles, más que nada, para no sobrecargarte de trabajo e ir paso a paso. Pero estas figuras que veremos en esta lección, la semicorchea, los tiempos ternarios, los tresillos de semicorchea, y las diferentes formas de empezar una melodía, también resultan necesarias para infinidad de cosas.

Semicorchea: Nota que dura la mitad de la corchea, y la cuarta parte de una negra. Se representan así

Al igual que las corcheas, las semicorcheas pueden agruparse en grupos de tres, y llamándose tresillo se semicorcheas.

También existe el silencio de semicorchea.

Compás ternario: Compas cuyo número de tiempos es múltiplo de 3 (6/8, 3/4, 9/8…)

Tipos de melodías

Atendiendo a como empieza una melodía respecto al comienzo del compás en el que se sitúa, se clasifican en tres categorías:

Motivo anacrúsico o anacrusa: Melodía cuya primera nota se sitúa antes del comienzo del compás.

Motivo tético: Melodía cuya primera nota está situada en el primer tiempo del compás. Viene de tet, cabeza en francés.

Motivo acéfalo: Melodía cuya comienzo es posterior al inicio del compás. Significa, literalmente, sin cabeza.

El Swing

Este ritmo, merecería atener su propio capítulo en cualquier método, pero por ahora me limitaré a explicarte en qué consiste, para que puedas identificarlo, y cantar cómodamente sobre él.

¿Recuerdas el tresillo de corcheas?

swing

Pues el swing consiste en ligar las dos primeras corcheas de ese tresillo en una sola nota, y dejar la última. O dicho de otra forma, sólo suenan la primera y la tercera notas del tresillo

swing

Eso crea la inconfundible cadencia del swing, que en función de la velocidad del tempo será un slow blues, o un shuffle, o Rock’n’roll, pero siempre con esa figura rítmica en la base.

Habitualmente lo verás escrito como si fueran corcheas normales, aunque  podrás ver la indicación swing arriba a la derecha, así:

Existe una abrumadora cantidad de repertorio moderno con este ritmo, ¡así que más te vale dominarlo pronto, si es que no lo haces ya!

La semicorchea

Esta figura rítmica, dura la mitad de una corchea, una cuarta parte de una negra, la octava de una blanca, o la dieciseisava de una redonda, así:

swing

  Ejercicios prácticos

Ejercicio 1:  La semicorchea

Para trabajar esta figura rítmica, te propongo que te aprendas las canciones Johnny B. Good de Chuck Berry  y We Will Rock You de Queen. Al menos una estrofa y un estribillo de cada una: 

Ejercicio 2: Tiempos ternarios

Lo siguiente es aprenderte un par canciones de compases ternarios

  • Compás 6/8: Hallelujah (Rufus Wainwright) o Nights in white Satin (The Moody Blues)
  • Compás 12/8: Oh Darling! (The Beatles)
  • Otro ritmo ternario interesante para trabajar es el Reggae. Is this love, (Bob Marley and the wailers), es un ejemplo para practicar.   
Ejercicio 3: El Swing

Para trabajar el swing/blues puede ser interesante la canción Sweet Home Chicago, interpretada y versioneada por muchísimos músicos a lo largo de la historia.

Mira esta versión de Freddie King

Existen infinidad de ejemplos de swing, y de ritmos distintos, atendiendo sobre todo a su velocidad: Slow blues, shuffle, rock and roll, boogie…El ejemplo que te propongo es un shuffle.

Ejercicio 3 – Dónde empezar la melodía

Existen tres maneras de empezar una frase melódica respecto al comienzo del compás.

    • Motivo tético. Coincide la primera nota con el primer tiempo del compás. Por ejemplo, en Somewhere Over the Rainbow: swing
    • Motivo anacrúsico, o anacrusa. La melodía comienza antes del primer tiempo. Como en Valerie, de Amy Winehouse:
    • Motivo acéfalo. La melodía empieza después del primer tiempo del compás. Observa el comienzo de Ain’t no sunshine de Bill Withersswing

Puedes aprender esas tres canciones en clase con tu coach, y asimilar de manera práctica estos tres conceptos. Son tres canciones muy útiles para otras cuestiones, pero si encuentras otras alternativas que vayan más con tu estilo, no dudes en proponerlo en clase. Mientras entiendas los tres conceptos, vale.

Conclusiones

  • Estas son algunas de las ideas más importantes de esta lección
  • La semicorchea es la figura rítmica equivalente a 1/16 de redonda, 1/8 de blanca, 1/4 de negra, y 1/2 de corchea.
  • Dependiendo de como empiecen las melodías se clasifican en motivo anacrúsico, motivo tético o motivo acéfalo.
  • Los ritmos ternarios son aquellos cuyo número de latidos o beats es tres o múltiplo de tres: 6/8, 12/8 ,
  • El swing es un ritmo aparentemente binario, muy popular, en el que se ligan las dos primeras corcheas de un tresillo, y se marca la tercera. Pero se escribe e interpreta como un 4/4.

Para saber más

Ritmo I: Fundamentos

Ritmo II: Swing y semicorchea

Ritmo III Ritmo flexible, groove y flow

Si te ha interesado este post o gustado y crees que debes hacerlo, ccompártelo en tus redes sociales -o por whatsapp, que moderno – con uno de los botones que tienes más abajo. Y por supuesto puedes suscribirte a este blog de cantantes y para cantantes. Semanalmente, publicamos artículos de interés para este gremio tan especial. Estudia, practica, y profundiza todo lo que quieras, pero no lo olvides…¡Lo que quieres es cantar!

 

Ritmo II: Swing y semicorchea
5 (100%) 2 votes

Deja un comentario

Sé el primero en comentar!

avatar
  Subscribe  
Notifícame