Afonía y ronquera ¿Cómo recuperarse? I: diagnóstico


¡Oh no!¡Ha llegado el frío! Y con él la afonía y la ronquera. En este post verás cuáles son los problemas más comunes que tenemos en la voz al entrar en esta etapa del año. También aprenderás cómo detectarlos. 

Con la llegada de las bajas temperaturas, llegan catarros y gripes, anginas, infecciones de garganta,  faringits, laringitis…todo un reto para los profesionales de la voz, cantantes, locutores, actores, etc.

Afonía: Rehabilitación versus descanso

Pese a que aparentemente el descanso es la opción aparentemente más lógica, no basta para recuperar la voz cuando está dañada. Al igual que con una lesión muscular de la espalda por un sobreesfuerzo, el descanso en la cama no será suficiente para una recuperación rápida y efectiva.

En un próximo artículo veremos unas técnicas prácticas para recuperarnos de la afonía y la ronquera.

Pero hoy vamos a hablar del primer paso a dar, es decir, descubrir si existe un problema.

Diagnóstico.

Aunque es imprescindible que acudas a tu médico si sientes que estás enfermando, ¿No sería estupendo tener alguna herramienta para auto-evaluarte con más criterio?

¡Por supuesto! Así te evitarías sustos y sorpresas desagradables, y sin tener  preocuparte en exceso sin necesidad.

Primero necesitarás  conocer los problemas más comunes que afectan a la voz, y más específicamente al aparato fonador que forma parte de ella.

Problemas comunes

Inflamación de los pliegues vocales

Como hemos explicado en el artículo dedicado al sistema fonador, los pliegues vocales son unos tejidos formados en parte por un músculo, y en parte por una piel que los cubre, llamada mucosa. Esta es parecida a la piel que tienes en el interior de la boca, y se encarga de producir humedad.

En el mecanismo de la voz, los pliegues vocales (recuerda que son un par simétrico) se abren y se cierran generando ondas de sonido. Las mucosas que recubren cada uno de los dos pliegues entran en contacto cada vez que los pliegues se cierran.

Cuando estás sano, suponiendo que tu técnica vocal sea correcta,  esta mecánica se realiza perfectamente, produciendo un tono limpio y claro en tu voz.

Sin embargo, la mucosa puede irritarse e inflamarse por diversos motivos.

  • Por agentes externos como el tabaco o gases.
  • Por infecciones víricas, bacterianas o fungosas
  • Por una técnica vocal incorrecta, agresiva.
  • Por un exceso de trabajo o abuso vocal. (Hablar demasiado alto o demasiado tiempo)
  • Por reflujo gástrico. Es un problema poco común, pero merece la pena anotarlo.

Si bien puede que notemos síntomas como picor en la parte baja de la garganta, es posible tener la mucosa inflamada sin que notemos ninguna sensación. En ese caso podremos detectar este problema atendiendo al sonido de nuestra voz como veremos en el ejercicio práctico más abajo. Es decir, la afonía y la ronquera nos servirán como advertencia temprana de un posible problema.

Nódulos, pólipos  y otras patologías

Los nódulos son unas callosidades que se forman, a pares, uno en cada uno de los pliegues vocales, y que impiden la producción de un tono limpio. La deformación que implican impide a los pliegues cerrarse correctamente, por lo que la voz sonará con un exceso de aire, llegando a enmudecer incluso, especialmente en los agudos. Es un problema importante que requiere el trabajo de un médico especialista.

Los pólipos son otra deformación en los pliegues vocales, en este caso en uno de los dos, afectando de manera similar al sonido que los nódulo. Igualmente, es imprescindible la visita y el tratamiento de un especialista.

Existen otras patologías de la voz, si quieres profundizar en las causas y tratamiento de nodulos, polipos y otras patologías, puedes visitar este artículo que publiqué al respecto hace algún tiempo.

Antes de asustarte si sientes algo raro en tu voz, una palabra para tranquilizarte. Las patologías más importantes no suelen llegar de la noche a la mañana, sino que llegan con preaviso. Y el preaviso se presenta en la inflamación de la mucosa. Y te voy a explicar cómo detectarla y ahorrarte sustos, y supervisar tu progreso en una rehabilitación.

Por cierto, trataremos los ejercicios prácticos de rehabilitación que puedes hacer por ti mism@ en el post de la semana que viene.

Ejercicios prácticos

Los ejercicios que te propongo sirven para  percibir cómo están funcionando nuestros pliegues vocales, el corazón del aparato fonador.

Y aquí sucede algo bastante paradójico: Mediante técnicas vocales de resonancia y  de apoyo diafragmático correctas, podemos enmascarar el problema. Así que olvídate de “proyectar” la voz, cantar desde el diafragma, apoyar y abrir bien, impostar la voz, etc.

Por el contrario, relájate al máximo, y busca un sonido muy bajito, casi un hilo de voz, sin ayuda de ningún “truco”. Recuerda, se trata de percibir la calidad del funcionamiento de los pliegues vocales. Nada más, y nada menos.

Ejercicio 1:Stacatto

Este  ejercicio  revelará el cierre defectuoso de una mucosa inflamada. En el primer ejemplo puedes escuchar la voz producida correctamente, en el segundo, el caso opuesto

Ejercicio 1: Stacatto

 

Ejercicio 2:“Happy Birthday”

Vamos escoger esta melodía y este idioma por las vocales que tiene esta frase en inglés. Sin embargo, no lo vamos a pronunciar “correctamente” sino “Habby birthday do you”, o fonéticamente  para hispano hablantes “hebi berz dei du iu”  hehehe..ejem, perdón, pero es que siempre me hace gracia verlo escrito.

 

Sólo vamos a cantar, muy suavemente, la primera frase de la melodía de esta canción. Si estamos sanos y nuestra técnica vocal es correcta, la mucosa podrá realizar el cierre correctamente, como escuchamos en el primer ejemplo. De lo contrario, producirás un sonido parecido al segundo ejemplo.

 

Quiero  insistir de nuevo que debes hacer estos ejercicios con un volumen mínimo, de lo contrario podrías enmascarar el problema como he explicado más arriba.

Seguimiento

Lo siguiente que puedes hacer es tomar nota de cuál es la nota máxima que puedes hacer con la mucosa, e ir observando como evoluciona día a día. Con descanso y rehabilitación, y si la causa del problema fuera una técnica incorrecta, recibiendo clases de canto, deberías ver como evoluciona positivamente.

No te alarmes si ves que varía. Pregúntate si en los días anteriores has tenido alguna fiesta, un evento deportivo, o has tenido que hacer un sobreesfuerzo de la voz. En la mayor parte de los casos, descubrirás que estas son las causas más comunes de las inflamaciones de mucosa, y no tienen mayor importancia.

Si la respuesta a esta pregunta es afirmativa, deberás descansar tu voz durante 24h.

Si la respuesta en negativa, y llevas varios días sin recuperar tu nota más aguda, descansa la voz, excepto por estos dos ejercicios, para ver si te recuperas.

Si no lo hicieras así, acude al médico especialista, el otorrinolaringólogo.

Resumiendo

  • La mucosa el la parte de los pliegues vocales más proclive a dañarse
  • Necesitamos una herramienta para la detección temprana de este problema
  • Esta herramienta debe usarse sin enmascarar la voz con técnicas vocales
  • Se debe usar con un tono agudo (con la voz de cabeza), y con volumen bajo.
  • Usamos dos ejercicios diferentes: “Happy Birthday” y “Stacatto.
  • Realiza estos ejercicios dos veces al día, antes de calentar la voz y antes de acostarte
  • Hazlos de manera similar cada día, no aumentes el volumen.
  • Compara tu “nota más aguda hoy” con tu “nota más aguda habitual”
  • En caso de tener problemas, hazte las preguntate que has hecho el último día y actúa como te he explicado

 

Espero que te haya servido este post. Y que no te olvides compartirlo en tus redes sociales, o por whatsapp, o mail. Y si te interesa todo lo relacionado con cantar, aprender  técnica vocal y la música, suscríbete. Semanalmente iremos aportando ideas, lecciones y experiencias que seguro te servirán.

Estudia, investiga, profundiza…Pero no lo olvides: ¡Lo que quieres es cantar!


Afonía y ronquera ¿Cómo recuperarse? I: diagnóstico
5 (100%) 1 vote

Deja un comentario

Sé el primero en comentar!

Notifícame
avatar
wpDiscuz