Dinámica: Cantar con volumen.


Dinámica: Cantar con volumen.

Hasta aquí hemos ido cantando con suavidad. Ahora, vamos a aprender a cantar mezzo-forte, y forte, es decir, a cantar con más dinámica, volumen y potencia.

Esta lección está centrada en la potencia en la voz modal hablada, la voz de pecho. Veremos cómo cantar con potencia en la voz media (Lo que llamamos Belting) más adelante, pues lo consideramos una técnica avanzada. Si lo trabajas prematuramente corres el riesgo de hacerte daño.

Requisitos previos

Para esta lección deberás poseer estos requisitos previos:

1 Tener el cuerpo relajado, en especial el cuello: Repasa el capítulo dedicado a la postura y las tensiones

2 Dominar el  appoggio: Repasa el capítulo dedicado a la respiración  y al apoggio diafragmático.

3 Tener la voz: Repasa el capítulo anterior, dedicado al passaggio.: Debes tener la voz algo conectada antes de aumentar la potencia. De lo contrario, te costará más conectarla en el futuro.

Conceptos que necesitas

Además de estas técnicas, necesitarás familiarizarte con estos dos conceptos como, comprimir el aire o proyectar la voz.

Empezaré definiendo el mecanismo básico para conseguirlo: La compresión.

Compresión del aire

Producir volumen el la voz no es cantar con más aire, sin no cantar con aire a mayor presión. Te recuerdo lo que  hemos visto en el capítulo dedicado al aparato respiratorio y al fonador

El diafragma presiona el aire dentro de los pulmones. A esto lo llamamos Presión subglótica. Los pliegues vocales resisten esta presión. Esto se llama resistencia glótica.

Esto hace que las ondas de aire que parten de los pliegues vocales estén más comprimidas, que cada onda lleve una mayor cantidad de moléculas de aire. Imagínate unas olas marinas: Pueden ocurrir al mismo ritmo, con la misma frecuencia, pero una ser más grandes, con mayor cantidad de agua. Lógicamente, éstas tendrán mayor cantidad de energía.

Del mismo modo, las ondas de aire más comprimidas, teniendo la misma frecuencia, y por tanto la misma nota, tienen más energía, y las percibimos con mayor volumen.

Ejercicio 1 Crescendo

Desde una nota en tu ámbito simplemente cántala e intenta que vaya desde un sonido pianissimo o muy suave, hasta el máximo volumen, tutta forza.

Ejercicio 2 Diminuendo

Lo mismo que en el ejercicio anterior pero al revés, empezando tutta forza y llegando a pianissimo (Nota: Recuerda evitar el golpe de glotis empezando la nota con la consonante M para no fatigarte. Empezar a fonar súbitamente  con tanta energía es perjudicial).

Proyectar la voz

Esta expresión se ha usado tradicionalmente para definir algo así como  “Llenar con tu voz la sala dónde estás cantando o hablando”. Evidentemente este es un concepto muy poco específico, y el abuso de la expresión por parte de profesionales de la educación de la voz no suele resultar de mucha ayuda.

Sin embargo, me voy a permitir usarlo en este método definiéndolo con más claridad, tal y como aparece en nuestro diccionario para cantantes:

Proyectar la voz: Usar el aparato resonador y el articulador para amplificar y transformar el timbre de la voz, pudiendo lanzarla en  una dirección concreta.

Como ya expliqué en el aparato resonador, por encima de los pliegues vocales existen varios espacios huecos que usamos para amplificar el sonido de la voz. Igual que lo hace un megáfono antiguo, de aquellos con forma de embudo, o el cuerpo de una guitarra o el tubo de un saxo.

Algunos de estos espacios son móviles o se puede dirigir aire y por tanto sonido hacia ellos. Esto hace que podamos crear más o menos espacio, y cambiar el timbre o “ecualización” de la voz.

Ya has visto alguna de estas posibilidades al trabajar la técnica de laringe alta, y en los próximos capítulos profundizaré  en estas técnicas al hablar del twang, o de la máscara.

Ejercicio 3 Orientación

Orientarte en la dirección en la que deseas proyectar la voz. Prueba a colocar un micrófono grabando en un punto de la habitación, y vete girando 360º. Luego observa cómo cambia el volumen y el sonido grabado.

Ejercicio 4 Apertura

Abrir bien la boca y vocalizar.  Grábate leyendo un texto, sin abrir mucho la boca. Posteriormente haz lo mismo exagerando la apertira de la boca al vocalizar. Observa la gran diferencia de volumen que consigues usando la misma energía.

Ejercicio 5 Resonar en la máscara

Estimular o exagerar la resonancia de tu cara. (Si aún no sabes como hacer esto puedes pasar al capítulo siguiente,  dedicado a la máscara). Nota: Lo publicaremos en el blog la próxima semana.

Evita las malas sensaciones

Esto es todo, pon en práctica estos ejercicios en sólo, o mejor aún , en compañía de tu coach,. Y como siempre decimos, evita las malas sensaciones: Dolor, picor, fatiga. Es mejor practicar un poquito cada día – unos díez minutos – que dedicarle mucho tiempo un sólo día a la semana.

Espero que te haya servido este post. Y que no te olvides compartirlo en tus redes sociales, o por whatsapp, o mail. Y si te interesa todo lo relacionado con cantar, aprender  técnica vocal y la música, suscríbete. Semanalmente iremos aportando ideas, lecciones y experiencias que seguro te servirán.

Estudia, investiga, profundiza…Pero no lo olvides: ¡Lo que quieres es cantar!



Dinámica: Cantar con volumen.
Valora el contenido

Deja un comentario

Sé el primero en comentar!

Notifícame
avatar
wpDiscuz